Israel

Revuelto de huevos

Revuelto de huevos
Ingredientes 6 huevos, sal, pimienta, aceite, chorizo o embutido de carne vacuna en rodajas. Preparación Batir ligeramente los huevos y salpimentar a gusto. Colocar un poco de aceite en una sartén y calentar, disponer las rodajas de chorizo y dorarlas ligeramente de ambos lados. Volcar los huevos batidos revolviendo hasta que cuajen. Servir acompañado de pan negro. El revuelto de huevos es una receta muy popular en la gastronomía judía. En una época era muy común preparar todo tipo de receta con huevos, tanto con cebolla, papas, sardinas, arrroz, carne, etc.

Sopa de remolacha (Borsht)

Sopa de remolacha
Ingredientes 1 kilo de remolachas, 2 zanahorias, 1 cebolla, 1 ramita de apio, 3 litros de agua, sal y pimienta a gusto, 1/2 taza de azúcar, 1/2 taza de jugo de limón, crema de leche. Preparación En una cacerola colocar el agua, la sal y la pimienta y poner a calentar. Pelar las remolachas, las zanahorias y la cebolla. Cortar las remolachas en cuatro y las zanahorias y colocarlas en la cacerola con agua junto a la cebolla entera. Cocinar hasta que las remolachas estén tiernas. Retirar y reservar las remolachas, las zanahorias y la cebolla. Reservar. Al líquido que quedó en la cacerola agregarle el azúcar y el jugo de limón. Calentar hasta que se disuelva el azúcar. Licuar los ingredientes con el caldo para obtener una consistencia espesa. Se puede servir caliente o frío acompañado de crema de leche ligeramente batida. Estas proporciones rinden 6 porciones. El borsht, conocido también como borsch o borshch es una sopa a base de remolacha muy popular en Israel. Vea en el siguiente vídeo otra opción para preparar sopa de remolacha: El origen del borsht es ruso, que puede llevar carne o no y puede ser frío o caliente. La gastronomía judía incorporó a su extenso recetario este rico plato, como lo ha hecho con muchas recetas de distintos países y culturas.  

Jugo de uva

Jugo de uva
Ingredientes 1 kilo de uva rosada, agua, azúcar. Preparación Desgranar 1 kilo de uva rosada y lavar bien. Cambiar el agua y volver a lavar (hay que asegurarse que no tenga insectos). Colocar la uva en una cacerola y cubrir con agua. Cocinar a fuego lento por 20 minutos. Probar el sabor y agregar azúcar a gusto. Colar el jugo aplastando los granos de uva con una cuchara para extraerles todo el jugo. Refrigerar. En esta oportunidad les dejamos una receta típica de las celebraciones judías donde se bendice (kidush) el fruto de la vid. El jugo de uva es una bebida que siempre está presente en la mesa judía. En en estas festividades los adultos toman vino para expresar la alegría de la cultura judía, y los niños y mujeres embarazadas toman jugo de uvas. El jugo de uva es una bebida muy rica y nutritiva. Su consumo es muy beneficioso para la salud, es antioxidante y rejuvenecedor.

Jala (Pan trenzado)

Pan trenzado
Ingredientes 1 kilo de harina, 2 cucharada de sal, 50 grs de levadura de cerveza, 2 cucharadas de azúcar, 600 cc de agua tibia, 2 huevos, 100 cc de aceite, 1 huevo para pincelar, semillas de sésamo o amapola para espolvorear. Preparación Mezclar la harina con la sal. Hacer un hueco en el centro y echar la levadura desmenuzada, el azúcar y unas cucharadas de agua tibia. Cuando la levadura haya fermentado, incorporar los huevos a temperatura ambiente y el aceite. Unir estos ingredientes con la harina mientras se va agregando el resto del agua tibia hasta formar una masa tierna y firme. Amasar bien y separar en 6 bollos. Tapar y dejar leudar hasta que dupliquen su volumen. Volver a amasar y formar un rollo con cada bollo. Para hacer cada pan, unir 3 rollos de masa por uno de los extremos, armar una trenza y cerrar. Aceitar una fuente para horno y colocar los panes trenzados. Dejarlos tapados hasta que leuden nuevamente. Por último pincelar con huevo y espolvorear con semillas de sésamo o amapola. Hornear a temperatura moderada aproximadamente 30 minutos. El Jala o pan trenzado es una receta clásica judía que se prepara para esperar el Shabat (sábado), el día de descanso semanal donde toda la familia se prepara para su festejo preparando los alimentos permitidos, entre ellos los panes. El shabat se comienza a esperar desde el atardecer del viernes hasta la aparición de tres estrellas la noche del sábado. Según la tradición judía se debe celebrar descansando, sin trabajar para procurar un mayor acercamiento a Dios. Existen actividades prohibidas en shabat, entre ellas cocinar, hornear, etc; por eso los alimentos se preparan previamente. Vea en el siguiente video una variante de la receta de pan jala: